Conflictos societarios dentro de una sociedad: ¿Es posible preverlos? ¿Cuáles son los más frecuentes?

Conflictos societarios dentro de una sociedad: ¿Es posible preverlos? ¿Cuáles son los más frecuentes?

El funcionamiento de las sociedades mercantiles implica a un buen número de actores (jurídicos y económicos). Por una parte la propia sociedad, sus socios y sus administradores; pero también serán actores principales los terceros que se relacionan con la sociedad (sus acreedores) y el regulador. 

Los conflictos societarios son los que se dan en el desarrollo de esas relaciones y que con frecuencia es preciso solucionar ante los tribunales, judiciales o arbitrales. Así que, hablamos de conflictos societarios para referirnos a cualquier problema que se produzca en el seno de las relaciones entabladas en relación a una sociedad mercantil.

El reciente contexto de crisis económico-financiero es un entorno muy favorable a la tensión de las relaciones societarios, pero no es el único factor que aviva la existencia de conflictos societarios. Al contrario, también hay prácticas que hacen que dichos conflictos sean menos frecuentes o se puedan prever, y por lo tanto solucionar. 

Los conflictos societarios, desde una perspectiva eminentemente practica, son los siguientes:

Conflicto económico, los conflictos relacionados con la parte económica de la sociedad suelen ser los más frecuentes. Suelen ser de diversa índole, desde cuestiones relacionadas con las retribuciones o el reparto de beneficios a la distribución de los gatos, etc.

Conflicto de poder, se produce cuando no se respetan los espacios y funciones de cada socio. Aunque lo normal es que los estatutos recojan claramente el rol de cada uno de los socios, y sus funciones, a veces cuando los porcentajes societarios son muy similares o iguales, estos roles no quedan claros y pueden ser causa de conflicto.

Conflicto de futuro, resulta fundamental a la hora de crear una sociedad compartir visión y objetivos. Pero si bien, estos pueden estar claros en el momento fundacional y ser compartidos por los socios, el propio funcionamiento de la empresa requiere de cambios de estrategia o de dirección, así como de estudios de posible expansión o no hacia otros mercados. Es ahí, donde puede surgir un nuevo conflicto, en la toma de decisiones que marcará el rumbo más inmediato de la sociedad. 

Conflicto familiar, en nuestro país, la mayoría de las sociedades mercantiles son familiares y esta característica genera una serie de conflictos propios que se repiten con mucha frecuencia. Nos referimos a cuestiones hereditarias o de sucesión, o a aquellas relacionadas con la enfermedad o el fallecimiento de alguno de los socios, por ejemplo.

Muchas veces nos hacemos la pregunta de si es posible prever el nacimiento de estos problemas societarios. Hay muchas cosas que ayudan desde luego. Y una de ellas, es prever mecanismos legales para cuando esto suceda, es decir, pensar en que estos problemas se van a dar, y dejar establecido bien en los estatutos bien en otro documento legal similar cómo resolverlos.

Nuestro ordenamiento jurídico nos aporta distintas herramientas que pueden ayudar a resolver los conflictos societarios, por ejemplo destaca la figura de un mediador, como responsable único de mediar en la solución de conflictos entre socios por ejemplo. También, como hemos mencionado antes, ayuda mucho haber establecido en los estatutos de la sociedad el régimen interno de la propia sociedad, con las funciones y roles de los socios y sus relaciones entre sí.

De no existir estatutos de la sociedad ni ningún documento que regule las relaciones entre socios, se pueden elaborar unos acuerdos extraestatutarios en los que tratar de solucionar las diferencias entre socios. 

En todo caso, llegado el momento, si no parece que vaya a llegarse a una solución fácil, lo recomendable siempre es acudir a mediadores y profesionales ajenos a la sociedad, para que puedan buscar una solución que proteja el proyecto empresarial por encima de los intereses particulares de los socios.

Deja un comentario

Your email address will not be published.